El Villano de la Semana
24-06-2024 16:54

Como muchos de ustedes sabrán, el pasado 15 de junio tuvimos la oportunidad de disfrutar un evento solidario con Torneo de Mortal Kombat II como eje central. Pero no perdimos el tiempo y también pasamos el rato disparando a navecitas frenéticas al mejor estilo Gradius. Eso me llevó a hacerme un cuestionamiento: ¿Alguna vez se preguntaron de dónde proviene el término «option» en Gradius?

Probablemente no

Arrancamos repasando rápidamente lo básico: Gradius es un juego arcade del estilo “shmup”, “shoot’em up”, “matamarcianos” o simplemente “de navecitas” publicado por Konami en infinidad de plataformas y diversidad de calidades (algunos ports te los regalo). Es considerado un recontra clásico, que ayudó a moldear y definir el género.

Quizás lo más destacado de Gradius es su sistema de power-ups (Power Meter) que consiste en ir agarrando unas medallitas, las cuales van haciendo avanzar un cursor que destaca uno de los 6 tipos disponibles de power-ups y el jugador debe ir eligiendo cuales quiere activar.

gradius option

Dibujar una formación con los option te hace brotar la ricura

Uno de estos power ups (llamado option) consiste en agregar a la cola de tu nave una especie de pelota de rugby que copia todos tus movimientos y disparos armando una «estela» que sigue a tu nave y mantiene su ubicación cuando dejás de moverte. Mover la nave y “dibujar” una posición fuerte con tus option es determinante para poder ganarlo.

Definitivamente “option” es una palabra rarísima que no explica para nada de que se trata ese power-up y, para mi asombro, no he visto debate alguno ni explicaciones al respecto. Sin embargo, si hacemos un poco de esfuerzo y consideramos la fecha de publicación del juego, país de origen y otros detalles… quizás podamos encontrarle un contexto que nos ayude a entender que carajo intentaron hacer los desarrolladores.

Hago entonces, uso de mis facultades de porteño clase media e hijo de psicólogos de la UBA y les invito a sobreanalizar jueguitos:

Yom Kipium! Pium! Pium!

El 16 de octubre de 1973, la Organización de Países Exportadores de Petróleo adopta, de manera unilateral, una agresiva política de no exportar más petróleo a los países que habían apoyado a Israel durante la guerra de Yom Kipur (que enfrentaba básicamente a Israel y Egipto). Es decir, que se jodan Canadá, Japón, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos, Portugal, Rodesia (actual Zimbabue) y Sudáfrica, entre otros.

guerra yom kipur

Este tremendo quilombo comercial tuvo como consecuencia efectos fuertemente inflacionistas emparejados con una fuerte recesión económica debido al cuello de botella energético que terminó de hacer volar por los aires el paradigma keynesiano ya en decadencia para aquel entonces. Las sociedades y las economías de los países empezaron a dejar de lado los nacionalismos para empezar a ordenarse de manera global y uniforme.

Diestros empobrecedores

Presionados por esta boludez internacional, sumado al agotamiento del paradigma keynesiano y el sistema productivo fordista, la producción industrial japonesa encuentra (a las piñas) una salida productiva que les permitió elevarse del subdesarrollo a ser potencia mundial en sólo décadas: el Toyotismo.

Japón reemplaza entonces el paradigma fordista por un modelo más eficiente que pone el foco en la super tecnología y robótica nacional. Los nipones encontraron ventajas competitivas que dieron lugar a un proceso de expansión, excedentes en la producción y (naturalmente) una búsqueda de posicionamiento de su excedente en el mercado internacional. Dicho de otro modo: metieron robots por todos lados, bajaron los costos de producción y, al que no les gusta, que se vaya acostumbrando.

El ex-imperio del Sol Naciente logró colocar sus productos en el mundo occidental eligiendo como socio comercial y cultural a Estados Unidos.

bull market

El Bull Market es total

Para mediados de los 80, el Toyotismo los posicionó como país líder en industria tecnológica, abarcando desde fotografía hasta computación, pasando por equipos de audio, electrodomésticos y automóviles. Mientras la expansión comercial se llevó la parte fácil, el aceleracionismo extremo devino en un choque y reviente cultural sin precedentes: los japoneses tuvieron que aprender a manejar la cultura y el idioma yanqui rápidamente y a los tumbos.

El quilombo cultural propio de intentar resolver algo rápido y sin experiencia fue tan fuerte que los japoneses empezaron a traducir todo como el orto y, como si fuera un experimento fallido que le otorga superpoderes a una persona común, muchos de estos errores de traducción adquirieron con el tiempo un alto nivel de iconicidad, identidad y vuelo propio.

Japon mala traducción

Buena onda los japo

El “Engrish” nos ha dado muchas alegrías y el mundo de los videojuegos no ha sido ajeno. Justamente, y volviendo al eje que nos ordena en esta larga nota, el término “option” en Gradius es un raro caso de una palabra “lost in translation” tan poderosa que se saltea la etapa memética del engrish para convertirse directamente en un concepto nuevo. Estamos ante una verdadera joya de la comunicación a punto de ser descubierta.

¿Qué tiene que ver todo esto con Gradius?

Como Argentina es la capital mundial de la crisis económica, tengo que dar por sentado que no todos ustedes pudieron alguna vez comprar un auto cero kilómetro. Déjenme explicarles que las concesionarias suelen vender un auto base de mínima y una versión full de máxima, en el medio existen ciertos agregados opcionales que se pueden adquirir: mejor tapizado en los asientos, caja automática, etc. para hacer más cómoda la experiencia de conducir.

Erecciòn en progreso

Avisen cuando esté lista

Ok, pero… ¿Qué carajo tiene que ver con Gradius?

Resulta que, para nombrar a los “módulos adicionales”, Konami tomó un término del mundo automotriz (rubro donde el pueblo japonés se autopercibe fuerte gracias a su poder industrial reflejado en Toyota, Nissan, Honda, etc.) y lo aplicó erróneamente en su juego. Y, si bien los «option» en Gradius añaden confort a la experiencia (ya que hacen al juego más fácil) el término está muy pero muy lejos de representar literalmente a los módulos que copian el movimiento de tu nave.

Es curioso que en “Nemesis” (o sea, digamos, el nombre que Konami le puso a Gradius fuera de Japón), los option son llamados “multiple”, que es un término mucho más representativo, ya que, en definitiva, los options son básicamente múltiples naves manejadas a la vez por el jugador.

A pesar de este error histórico que no le importa ni le importara nunca jamás a nadie, los option se convirtieron en un icono de la saga Gradius, adquiriendo significado propio jamás replicado fuera de la saga. Encuentro fascinante que nadie más haya reflexionado aún sobre su origen y significado.

En resumen

Como gordos gamer, vivimos recontra espameados con debates pelotudos y falsas dicotomías, mayormente expuestos en ambientes digitales decorados con discusiones de altísima intensidad y bajísima calidad… muchos rankings que premian o castigan juegos y consolas de manera subjetiva, moralinas sobre el diseño “tres-dé” de algún culo o batallas sagradas que definen si tal o cual juego es rogue-lite o metroidvania.

Quiero un mundo donde los videojuegos puedan apreciarse como productos culturales; no solo como algo que resulta divertido un rato y nos dura menos que un preservativo fuera de su envoltorio.

Cada juego publicado es, por default, un hito cultural histórico. Es imperioso reivindicar a los videojuegos como algo más interesante que el mero entretenimiento (van a seguir siendo entretenidos por default, no se preocupen). Miren todo lo que encontramos en un cartelito de 25×7 pixeles, abajo a la derecha en un título de un género infravalorado, totalmente invisibilizado pero con una riqueza y una profundidad inabarcable.

Gradius

Los múltiples némesis de la lengua japonesa

Algunas “option” de juegos con options

Si llegaste hasta acá entiendo que algún interés por Gradius debes tener, así que aprovecho para recomendar algunas alternativas 100% gratuitas para expandir tu universo videojueguil:

Paro Paro

Inspirado en el spin-off Parodius y creado por un mangaka, tiene como particularidad una selección muy variada de naves con mecánicas únicas que cambian el juego por completo (por ejemplo, la foca es básicamente la nave del R-Type). Click acá para jugarlo.

Spolous EX

Spolous EX es inmenso: es una recopilación de toda la saga Gradius con música y arte únicos evitando problemas de copyright, también tiene una gran cantidad de elementos buena onda y mejoras de calidad de vida como sacar los checkpoints y dejarte conservar la velocidad y las options, entre otras magias. Click acá para jugarlo.

Universe

Gradius pasado de falopa: bullet hell, recontra intenso, hace uso del formato Widescreen… si sos fan de la saga te va a gustar, si no sos fan de la saga te vas a enamorar de la saga. Click acá para jugarlo.

Shooting Game never die!


Nuestro Villano de esta semana es HAUSER

«Intenté aceptar el mundo tal cual es y no me salió.»

Podés visitar su LinkTree para apoyar su proyecto de difusión de Shoot’em Ups.

El Villano de la Semana
El Villano de la Semana es la cuenta que publica las colaboraciones de amigues de la casa. ¿Te interesa ser El Villano de la Semana? Mandá un sumario de la nota que querés publicar a redaccion@revistamecha.com.ar y charlamos.