Hernan L
19-02-2024 17:55

Si decidimos poner esta breve reseña de Madame Web en la sección “Acá Lavan Guita” es porque las otras teorías que tengo sobre PORQUE EXISTE MADAME WEB son aún mas increíbles.

No, no me voy a meter con el tema «adaptación» y «fidelidad» porque son pocas las peliculas del género de superhéroes que adaptan con una fidelidad absoluta la obra original.

Mi primer teoría es que de alguna manera, entre los máximos directivos de Sony (y de Disney y etc) hay una comunión o secta de incels dictaminando que ninguna película del género heroico estelarizada o coprotagonizada por mujeres supere ninguna expectativa.  Incluso aunque elijan directoras mujeres para el puesto. Si de alguna manera el director’s cut es decente, tienen que ser destrozadas por un editor. El objetivo es volver a los buenos viejos tiempos donde las mujeres no podían ser heroínas o protagonizar películas de acción o aventuras y a la vez tener algún rastro de feminismo. El objetivo secundario es igual cortar tickets pero anclándose en esa grieta entre feminismo de la cuarta ola y machistas modernos de la derecha alternativa.

La segunda teoría loquísima es que “Madame Web” no fue pensada como una película del género de superhéroes, sino como una alegoría sobre como es ser mujer y dirigir películas con un hombre rico detrás intentando todo el tiempo, sin ninguna razón lógica, de cortarte el paso. Esta teoría se sostiene en toda la actitud de Dakota Johnson a lo largo del tour de marketing, como sabiendo que iba a suceder posterior a su lanzamiento, lo cual coincide con los poderes de su personaje.

Dado que ambas teorías me parecen poco plausibles, elijo creer que todo el universo cinemático de Sony es algo así como si un gordo llamado Tony tuviera 10 negocios de lavadero de auto en la vera del Arroyo Ezeiza. Tony tiene 10 lavaderos sin duda, pero de otra cosa.

madame web

Adonde queda el cine?
Vamos en el sentido contrario entonces

Madame Web

Les juro que intenté con todas mis fuerzas eliminar de mi mente las críticas que había leído sobre esta cinta. Muchas de ellas brutales. Después de verla ayer por la noche y presenciar a mi hija de 7 años estallar en risa en uno de los momentos mas ridículos de la película, decidí que esas críticas se habían quedado cortas.

Todo en Madame Web es un espanto.

El guion, el argumento, los diálogos, el CGI, la fotografía. Apenas podría decir que se salva la banda sonora por momentos, que intenta revivir la época en la cual esta ambientada. Y si soy muy noble, diría que Dakota Johnson, Adam Scott y Sidney Sweeney dejan todo en la interpretación aun entendiendo durante el transcurso de la filmación que era para un producto chotísimo.

La película arranca en 1973 en un sector de la selva amazónica peruana. Constance Webb, embarazada de Cassie (Johnson), investiga unas arañas que podrían tener poderes curativos. La acompaña Ezekiel Sims (Tahar Rahim) que es su ¿guardaespaldas? cuando Constance encuentra la araña que hacía solo medio minuto dijo que era imposible de encontrar. Por razones mas flojas de papeles que ese Falcon Futura que compró tu tío, Ezekiel Sims le dispara a su protegida y se roba la araña porque eso lo hará millonario de alguna manera.

Hay todo un mercado clandestino de arañas peruanas que desconocemos (??).

Constance, moribunda, es rescatada por la tribu indígena de “Las Arañas” que intenta salvarla con la picadura de una araña mágica. Constance no sobrevive, pero su hija sí.

ezekiel sims

El villano mas unidimensional que pueda escribir. No, no tan unidimensional.

En el 2003, Sims es millonario (no sabemos cómo y de vuelta, no se explica) y Cassandra, o Cassie Webb, hija de Constance es una paramédica que recorre sus días neoyorkinos con su compañero Ben Parker (Adam Scott canalizando su mejor Ben Wyatt) con el cual tienen una relación amistosa. Es quizás su único amigo verdadero y la única forma que se les ocurrió al equipo de guionistas de enlazar «Madame Web» con el universo arácnido. Raro considerando que pudieron sacar a Tobby Maguire de la mesa de poker para «No Way Home«. No era muy complicado encontrarle un rol pequeño dado el multiverso y el tiempo en que se ubica la historia.

Sims se despierta acompañado de una mujer. Cada noche sufre la misma pesadilla. Tres chicas adolescentes disfrazadas de araña lo envían a su muerte. Su objetivo, en un giro voldemortesco (¿??) es acabar con ellas antes que ellas acaben con él. La profecía llevada a la realidad por su supuesta víctima. Sims tiene poderes arácnidos. Fuerza, velocidad, resistencia, capacidad de pegarse a las superficies, un atractivo envidiable.

Cassie, tras una experiencia cercana a la muerte, despierta sus poderes premonitorios. Es capaz de ver un ratito en el futuro. Le serviría mucho al DT de Boca Juniors para avisarle que Pol Fernandez otra vez va a lateralizar la pelotita.

Es así que sus caminos se cruzan para una hora y media mas de incoherencia tras incoherencia y product placement tras product placement.

madame web pepsi

Pepsi: como un mazazo en la zabiola

Cassie rescata al trio de futuras Spider-Women, Julia Cornwall (Carpenter en la obra original, Sweeney), Anya Corazón (Isabela Moner, lo mas peruano que consiguieron para la producción) y Mattie Franklin (Celeste O’Connor, la Zendaya de los humildes) de las garras de Sims que ha conseguido una poderosa herramienta de vigilancia tras seducir a una agente de la NSA (?????), matarla (??????) y que nadie se pregunte nada a posteriori (???????).

Es así que esta herramienta, desarrollada sin duda post 9/11, es usufructada por Amaria (Zozia Mamet, que no sabe porque se anotó a este papelón) su asistente las 24 horas del día y con una capacidad envidiable pues puede detectar y filtrar cada llamada que se hace al 911 EN NUEVA YORK. Les juro que eso es una pavada comparada con la cantidad de “(???)” que otorga “Madame Web” cada 5 minutos.

El asunto sigue por los derroteros habituales, con un viaje a Worcester, Massachussets, alias el PERÚ que pudimos pagar, que sirve para que Cassie entienda bien porque la madre fue embarazada de 9 meses al medio del Amazonas y que está atado a la historia real del personaje de Cassandra “Madame” Webb y a que comprenda el alcance de sus poderes.

El final es tan cursi que podría haber sido una toma falsa de “Full House” con track de risas y todo.

ezekiel sims suit

Detrás de la mascara se encuentra el verdadero villano: el guionista

Acá Lavan Guita

Es cierto, comparada con los tanques del género, “Madame Web” costó el equivalente a dos panchos de Retiro. El tema es que, a diferencia de otras películas baratas de superhéroes (como la primera de Deadpool, que ajustado por inflación tuvo un presupuesto similar), acá se nota mucho y para mal. Si el CGI de la última de Ant-Man les pareció flojo, el de “Madame Web” les va a traer recuerdos de Vietnam de “Harry Potter y la Piedra Filosofal”. Y lo peor de todo es que ni siquiera justifica porque es una origin story donde no hay grandes despliegues de poderes ni enormes piezas de acción. Tampoco hay dinero gastado en nombres. Ni las protagonistas ni el villano son superestrellas.

¿En que se gastaron los 80 millones de dólares entonces?

Pienso en el universo cinemático de Sony, con cintas como Morbius, las dos de Venom, y la que se viene junto con “Kraven, The Hunter”. Lo único que le debe reportar dividendos son las live action y las animadas de Spider-Man.

sony cinematic universe

Nadie, y digo NADIE en el universo quiere pagar una entrada para CARDIAC o la mayoría de esta runfla

ACÁ-LAVAN-GUITA.

Hay algo que me molesta particularmente. SJ Clarkson, la directora británica de “Madame Web” tiene muchos créditos en televisión. Incluso con productos de Marvel como “Jessica Jones” y “Defenders”. Los mas duchos la reconocerán como la directora de “Prague”, el gran capítulo de “Sucession” de la primera temporada en el cual pasa de todo en la despedida de soltero de Tom.

Laburó y mucho.

Como Patty Jenkins, Cathy Yan o Chloe Zhao (las dos últimas de nacionalidad china, por si quieren hacer una lectura mas profunda) todas tienen y tenían mucho muy bueno en su CV. Y, sin embargo, si vemos el listado completo de películas del género, es muy menor la representación femenina en la silla más caliente y directamente inexistente en los grandes tanques. Se las considera y solo en los últimos años para aquellas cintas con una protagonista femenina. Aclaración mediante porque, por caso, “Elektra” la dirigió Rob Bowman, y “Catwoman” tuvo como director al capo de los FX, Christophe “Pitof” Comar.

Quizás Kathryn Bigelow o Jane Campion, dos de las tres ganadoras mujeres de Oscar a Mejor Dirección (siendo Chloe Zhao la tercera) no tienen interés en dirigir ninguna película de superhéroes. Pero sería interesante saber si les han ofrecido algo.

sj clarkson

Pestañea dos veces si te obligaron a hacer esto

Lo que si es claro es que SJ Clarkson dificilmente vaya a decir nada negativo sobre la película que dirigió como, por ejemplo, hizo en su momento Josh Trank con su versión horrible de “Fantastic Four” o Zack Snyder exigiendo su corte en dos colores de «Justice League». No va a revelarle a la prensa que le tiraron un muerto. Al contrario, ya ha dicho que tuvo “absoluta libertad creativa”. Si fue así, hay dos hechos posibles futuros: a SJ Clarkson la van a seguir llamando para trabajar (1). Y mucha gente no correrá al cine para ver su próxima película (2).

Capaz ninguna de las teorías del principio es real.

A lo mejor la directora intentó lo mejor que pudo con un guión horrendo escrito por la misma dupla que escribió “Morbius”.

En los días venideros leeremos análisis con perspectivas ideológicas (incluso correctas) que dictaminaran que en realidad  “Madame Web” es una película decente para pochoclear y que no todo tiene que ser “nivel The Dark Knight”. No es falso. Pero me cuesta mucho imaginar a un equipo enorme de profesionales laburando durante 2 años con el objetivo de lograr algo “mediocre pero piola para un pijama party”. Sobre todo porque no hay nada en «Madame Web» que entretenga. Sin ser solemne como la garcha de Morbius, tampoco es divertida o graciosa.

Es mala. Y ya.


MECHA es un proyecto comunitario que hacemos a voluntad. Si te gustó este artículo, te proponemos invitarle Cafecito a su autor/a/e como reconocimiento.

Hernan L
Redactor de muchos años. Stalino.