Sole Zeta
20-02-2024 13:42

Hace un par de semanas, un rumor empezó a sacudir el mundillo gamer de las redes: Microsoft comenzaría a publicar los juegos exclusivos de Xbox en otras plataformas. Otros llegaron incluso a decir que se jubilaría la marca Xbox, o que la empresa era «la próxima Sega». Empujados por los rumores, la propia Microsoft anunció un podcast (!) en el que comunicarían los cambios de rumbo. El mundo estaba esperando atentamente…

Y no pasó nada. Anunciaron que cuatro juegos (pero ninguno de los más grandes) pasarían a estar disponibles en otras plataformas. Y nada más. Anticlimax total.

La cuestión de los exclusivos es un tema espinoso para el fandom de videojuegos, sobre todo para los “console warriors”, que son hinchas de una empresa multinacional como si fuera un equipo de fútbol. Cuando una empresa anuncia que sus exclusivos llegarán a otras plataformas, son los fans propios quienes se ofenden: ¿Si mis exclusivos llegan a otras consolas, entonces para qué compré esta? Al fin y al cabo, todos saben que lo que vende una consola son sus títulos exclusivos, ¿no?

Bueno… no. Si miramos estadísticas, la realidad es muy distinta.

Veamos la lista de más jugados de Playstation de Diciembre de 2023. El exclusivo más jugado es Marvel’s Spider Man 2, arañando la entrada al top 10. En el 14 está God of War: Ragnarok. . Los otros 16 títulos del top 20 son juegos multiplataforma (¡alguno incluso de Microsoft!), mayormente juegos multijugador (con Fortnite a la cabeza).

Juegos más jugados en PS5, Enero de 2024

¿En Xbox? El panorama es bastante similar: el único exclusivo first party es Forza Horizon 5 (Puesto 14) seguido de Halo: Infinite (puesto 16). Lanzamientos recientes como Starfield ni figuran. Podríamos marcar Palworld en el puesto 3, pero es un third party que posiblemente no haya llegado a Playstation por venir de un estudio pequeño, su port es cuestión de tiempo (a Switch sospechamos que no llegará por otros motivos). El resto son juegos multiplataforma, mayormente multiplayer… con Fortnite a la cabeza.

Ranking de más jugados en Xbox, enero 2024

Ranking de más jugados en Xbox, enero 2024

Finalmente, Switch presenta un panorama algo distinto. Hay unos cuantos exclusivos de Nintendo en la lista: Mario Kart en segundo lugar, Super Mario Bros. Wonder en cuarto, el último Zelda quinto. Más abajo siguen otras franquicias históricas de Nintendo como Smash Bros., Animal Crossing y Pokémon. Sin embargo, completando el top 5 tenemos a nuestros viejos conocidos Fortnite y Minecraft, acompañados más abajo por otros abonados a los rankings como Fall Guys, Rocket League o EA Sports FC. Datos importantes: a lista de Switch está hecha sólo a base de datos de Estados Unidos y el Reino Unido, mientras que las otras dos consolas toman valores de 37 países.

Ranking de más jugados en Switch, Enero 2024

Ranking de más jugados en Switch, Enero 2024

Con la posible excepción de Nintendo, parecería que la persona promedio lo que más hace con su consola es jugar juegos multiplataforma. En general son online (y esto es cierto también de Nintendo, explicando la permanencia de Mario Kart, Smash Bros o Animal Crossing) y muchos de ellos F2P, que también podría tener en una PC no demasiado potente, o hasta en su celular. Sí, seguramente se harán un tiempo para un tanque monojugador cada tanto, pero a la larga el motivo principal para comprar una consola no son sus exclusivos, sino jugar con amigos. Y no podemos contar con que nuestros amigos tengan la misma consola que nosotros.

El mundo post consola

Hace décadas la exclusividad tenía algo de sentido. Cada máquina era un mundo. A principios de los 90s había juegos de Super Nintendo y Sega Genesis que podían compartir el nombre pero ser absolutamente diferentes (el caso más famoso es Aladdin, cuya versión para la consola de Sega es un clásico absoluto, mientras que el desarrollado por Capcom para Super Nintendo es meramente muy bueno).

En las últimas décadas, las consolas son cada vez más parecidas entre sí. De hecho, las últimas dos generaciones tanto de Playstation como de Xbox son prácticamente PCs encubiertas, con la misma arquitectura de hardware, e incluso el mismo fabricante de sus componentes (AMD). La convergencia no debería sorprender a nadie, lo más probable es que en los años venideros veamos plataformas que vienen en distintos formatos: una consola para conectar al televisor, una portátil, o incluso una plataforma de distribución de juegos para PC o Mobile. Si un juego es demasiado pesado como para correr nativamente en alguna de esas plataformas (u otras, como un televisor inteligente), siempre existe la posibilidad de streamear desde la nube.

Roadmap filtrado de Xbox

Bueno, medio que nos están diciendo por donde viene la mano, no?

Esta estrategia no debería sorprender a nadie. En primer lugar, porque está presente en los documentos que se liberaron tras las presentaciones judiciales de Microsoft en el juicio por la compra de Activision/Blizzard. Pero, además, es una estrategia usual entre competidores que vienen corriendo de atrás en sus respectivas industrias. En el campo de la fotografía, por ejemplo, fue Sony quien la llevó adelante: no siendo capaz de competir contra el duopolio Canon/Nikon en cámaras reflex, apostó todo al nuevo segmento de cámaras profesionales sin espejo, y logró disputar el segundo lugar del mercado con un 20% del total. En un mundo más cercano, es la “Blue Ocean Strategy” que Nintendo aplica desde el fracaso de Gamecube: se corrió de la competencia de consolas “potentes”, enfocándose en inventar segmentos donde no tiene competencia.

Nos encaminamos hacia un mundo en el que las consolas, como las conocemos hoy, no tienen demasiado sentido. Si lo que queremos es primeramente jugar con nuestros amigos, cualquier caja sirve. Da lo mismo. La tecnología se volvió un commodity, como lo fue toda la vida en el mundo de la PC (nota al margen: ¿alguna vez vieron a un gamer de PC enojado porque portearon su juego favorito a consolas? ¿No? Yo tampoco).

Que la tecnología sea un commodity no es malo. Pensemos justamente en la PC, que mantiene una línea ininterrumpida de 40 años para ser la máquina de productividad y diversión indiscutida. Pensemos en los formatos físicos de video hogareño: cualquier videoclub te alquilaba VHS o DVD de cualquier estudio, que funcionaban en cualquier reproductor con cualquier televisor. Las guerras de formatos eran relativamente breves y que hubiera un ganador (cualquier ganador) era beneficioso para el público: la estandarización simplifica la vida de todos y genera un mercado de contenido más competitivo. Al menos era menos estresante que el presente, en el que para ver una película o una serie tenés que buscar en cual de mil plataformas está (o caer en el lugar donde sabemos que cae todo, guiño, guiño).

Acá se conseguía todo. Hoy también (?)

Así que algo de razón tiene Phil Spencer cuando dice que los exclusivos van a ir siendo cada vez más una cosa del pasado. La maduración del mercado apunta hacia eso: las consolas son todas iguales, los exclusivos no son un factor determinante, los presupuestos altísimos demandan vender a la mayor cantidad de público posible, y la preeminencia del multiplayer hace que sea necesario ampliar la base de jugadores. Tal vez no hoy, tal vez mañana tampoco, pero algún día los exclusivos serán cosa del pasado.

Y voy a ser la primera en alzar la copa cuando suceda.


MECHA es un proyecto comunitario que hacemos a voluntad. Si te gustó este artículo, te proponemos invitarle Cafecito a su autor/a/e como reconocimiento.

Sole Zeta
Co-editora de este antro. Nerd profesional. Estudiante tardía de gamedev. Además soy trans.