Tomas Grego
11-07-2024 12:04

Mientras que en Sudamérica los ojos van a estar claramente puestos en el campeonato de fútbol entre selecciones más antiguo del mundo (y además el mejor y más prestigioso), en el viejo continente también juegan su propio torneo que, de acuerdo a una de las tortugas ninja: «es más difícil que ganar la copa del mundo» (algo que igual entiendo porque el llegó a dos finales de una y en otra no pudo pasar de cuartos). Pero mientras que en América los países que compiten fueron siempre los mismos, en la tierra madre de este hermoso deporte no fue el caso, y varias selecciones dejaron de existir por razones 0% políticas y 100% futbolísticas.

¿Qué pasaría si volvieran estos equipos? ¿Podrían llevarse el oro? ¿O se quedarían en el camino? Veámoslo a continuación.

YUGOSLAVIA

Esta lista va a estar marcada por una cosa y una cosa sola: La guerra fría. La mayoría de los cambios sufridos en Europa desde que el fútbol de selecciones existe es, casi en su totalidad, por la caída de la Unión Soviética y la cortina de hierro. Quizás el caso más emblemático en lo que respecta a LA PELOTITA es Yugoslavia, quienes desde Uruguay 30 hasta Italia 90 compitieron como una de las selecciones “a tener miedo”, ese equipo que los viejos decían “ojo con Yugoslavia que siempre sorprenden”, una especie de Bélgica antes de que sea cool.

Dos semifinales en el 30 y el 62, así como tres cuartos de final en el 54, el 58 y el 90 fueron los máximos logros de la selección yugoslava en los mundiales, quienes tampoco pudieron llevarse la gloria continental, con dos subcampeonatos en el 60 y el 68. Pero, si hoy reviviera Tito y las fronteras nuevamente se unificaran ¿Qué equipo de fútbol tendrían? Esta es una aproximación del 11 titular.

La selección de Yugoslavia es un lindo combinado de Croacia + Serbia con la actuación especial de Jan Oblak bajo los 3 palos.

La selección de Yugoslavia es un lindo combinado de Croacia + Serbia con la actuación especial de Jan Oblak bajo los 3 palos.

REINO UNIDO

Los padres del deporte también son los máximos perdedores. Inventaron un juego que el mundo transformó en arte y ahora buscan hace años la copa que se les escapa.

Armar una selección del Reino Unido es medio trampa ya que: Nunca jugaron juntos para FIFA, y al mismo tiempo existe y está viva, pero en matemática me enseñaron que doble negativo es positivo así que vamos adelante (aparte es mi lista y hago lo que quiero).

Desde tiempos inmemoriales las selecciones en las islas británicas siempre estuvieron separadas, con 4 equipos muy marcados e históricos (no por logros, sino por tiempo): Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda (luego Irlanda del Norte). No obstante, a veces estos países dejaron las diferencias de lado para armar un equipo para jugar amistosos. Pero esto no es todo, ya que también compiten juntos en las olimpiadas bajo el nombre de Gran Bretaña. No obstante si algún día dentro de los próximos meses decidieran dejar de lado la tradición y empezaran a jugar juntos este podría ser el equipo.

Tranquilamente podría ser la selección de Inglaterra jugador por jugador, pero hay que mezclar un poco aunque sea (?)

Tranquilamente podría ser la selección de Inglaterra jugador por jugador, pero hay que mezclar un poco aunque sea (?)

ALEMANIA FEDERAL (La capitalista)

En 1989 el muro de Berlín cayó, y con él, tras un tumultuoso periodo, las dos Alemanias se reunificaron. Esto significó también que las ligas de fútbol se unificaron y a diferencia de los otros países de esta lista que en vez de haber más jugadores para elegir armar un equipo de 11 va a haber menos, pero irónicamente esto no es tan así.

De entrada la tradición futbolística entre las dos Alemanias era radicalmente distinta, una predicando el individualismo y la otra el juego en equipo y la fisicalidad. Además, tras la caída del muro, cientos de equipos que compitieron en la DDR-Oberliga perdieron gran parte de su apoyo económico, por entonces estatal, lo que tuvo dos efectos: que haya un éxodo de jugadores de los clubes del este a los del oeste y que los clubes del este lentamente desaparezcan, como el máximo ganador, el BFC Dynamo, que actualmente pelea en la cuarta división de Alemania. Entonces esto hace que no haya clubes fuertes en el este salvo, actualmente, el RB Leipzig, un invento de Redbull para competir en la liga alemana. Pero si el anfitrión decidiera separarse en dos para duplicar las chances de ganar ¿Cómo sería el equipo?

El único cambio del equipo es Andrich, que quedó del otro lado de la cortina de hierro, por eso Kimmich juega en el medio campo como lo hizo para el Bayern en contadas oportunidades.

CHECOSLOVAQUIA

El otro caso emblemático de selecciones históricas que no existen es el antiguo equipo que mezclaba a Czechia con Eslovaquia. No obstante este dream team criado a base de alcoholismo y malas decisiones logró algo que el par con el que siempre lo comparan nunca pudo: subirse a un podio. 

En Italia 34 y en Chile 62 los europeos lograron quedarse con la medalla de plata, perdiendo las finales contra la Italia de Mussolini y el Brasil de Pelé (irónicamente en este último terminaron llevando al cuarto puesto a los yugoslavos con una victoria de 3 a 1). Pero eso no es todo, ya que aunque lograron clasificar sólo 3 veces a la Eurocopa, en las 3 se llevaron algo, con un tercer puesto en el 60 y el 80, así como la copa y el primer puesto en el 76 (evento que también se llevó en el país de Tito, realmente tenían algo con mear yugoslavos los checoslovacos).

Finalmente el 31 de diciembre de 1992, meses después de la desintegración de sus eternos rivales, los checoslovacos disolvieron su unión al saber que no iban a poder ganarle más a los Yugoslavos (es 100% eso y no una situación sociopolítica compleja marcada en el contexto de la guerra fría para la cual yo no tengo herramientas ni tiempo de explayarme). Pero con el regreso de sus rivales ¿Qué 11 plantearían para este enfrentamiento? Probablemente este.

No veo a los checoslovacos levantando la Euro, pero bueno, siempre pueden sorprender.

UNIÓN SOVIÉTICA

El último equipo de esta lista es quizás el más conocido y al mismo tiempo el más ganador. Es indiscutible que el programa deportivo de la URSS era uno de sus puntos fuertes en materia cultural y, aunque en la copa del mundo su máximo logro fue solamente un cuarto puesto en Inglaterra 66 y tres cuartos de final en Suecia 58, Chile 62 y México 70, en Europa hicieron lo que quisieron.

Fueron los primeros campeones de la Euro en 1960, y en las tres ediciones consiguientes lograron 2 segundos puestos, así como otro subcampeonato más en 1988 y un cuarto puesto en 1968 (su posición más baja en la historia). Además en lo que respecta a los juegos olímpicos consiguió una medalla de oro en 1956 así como 2 medallas de bronce en 1972 y 1976. 

No obstante todo lo bueno tiene un fin y antes de la Eurocopa de 1992 el país se disolvió, dando lugar a la Confederación de Estados Independientes (quienes se fueron en primera ronda porque que se separe tu país meses antes del evento no suele ser bueno para la unidad del equipo). Pero ¿qué pasaría si hubiera un revival y los antiguos países de la URSS se unieran para jugar la Euro 2024? El equipo se vería probablemente algo como esto.

Ucrania tiene muy buenos nombres, además de que le roban la estrella a Georgia. La única duda es Lunin o Mamardashvili.


MECHA es un proyecto comunitario que hacemos a voluntad. Si te gustó este artículo, te proponemos invitarle Cafecito a su autor/a/e como reconocimiento.

Tomas Grego
Escribo un poco de todo y mucho de nada, pero principalmente sobre arte en todas sus formas.